Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Miércoles, 27 de junio de 2012

Pregunta al respetable

Enviar por email

[Img #3329]Por experiencia de vida sé que cuando un banquero o todos los políticos dicen que una cosa es buena para las gentes, para nosotros el puto pueblo, pues eso, por puro instinto de conservación me opongo a ello, aunque no lo comprenda. Y lo hago, sencilla y básicamente, porque este mundo está llenetico a rebosar de hijos de puta que van a lo suyo. Y la vida me ha demostrado en todas las ocasiones que lo que dicen los poderosos, los políticos y los curas que es bueno para nosotros, siempre es algo malo y oneroso para la gente de la calle, entre las que me encuentro encuadrado.

Estoy hasta el ecuador corporal de que un nenico tras otro nos diga con voz de enterado de cartón que salirnos del euro es malo. Pero todos se queda ahí; no siguen adelante y no ponen un ejemplo explicativo de por qué es malo que un país como el nuestro siga siendo el tenderete donde cuelgan sus bragas y calzoncillos los alemanes y alemanas, mientras nosotros se los lavamos.

Seriamente le ruego a alguno de nuestros lectores, que si realmente sabe explicar  la malura que significa, en nuestra situación actual salirnos del euro, que me lo explique poniéndome ejemplos claros, comprensibles. Y no diga que el asunto es difícil de explicar sin entrar en términos técnicos de alta macroeconomía y, por favor, que no me hable de las ventajas de comprar el petróleo crudo en la actualidad, porque eso es ciencia ficción.

En su día todos entendimos que una Europa con una embajada común, un ejército común, unas compras en común, una administración de los recursos en común, un poder legislativo único y común, etc. etc. podían ser buenos y beneficiarnos a todos. Pero, por desgracia, eso no es lo que tenemos. Y de aquellos Estados Unidos Europeos que abarataban costos de estado, estamos ante una situación política en la que unos países, España entre ellos, hemos entrado a ser criados, primero de los alemanes, y después de los franceses, de un modo aún peor que cuando éramos un país de emigrantes.

Si alguien lo sabe, por favor que me lo explique. Pero no diciendo que una extremidad impulsada por una acción muscular, incidió en los genitales del atorrante. Que es más o menos decir que le dio una patada en los güevos para que se pusiera a trabajar de una puta vez. Salud y Felicidad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Andrés
Fecha: Miércoles, 27 de junio de 2012 a las 16:27
Salir del euro ahora es una catástrofe, ¿Por qué? pues porque supondría devaluar una neopeseta hasta un 50%, tendríamos un montón de papelitos de colores emitidos por el Estado, que provocarán con un efecto inmediato, una inflación brutal, ¿Por qué?

Pues porque España es un país tremendamente dependiente de las energías fósiles. El petróleo que ahora compramos, pasaríamos a comprarlo con una moneda que, inicialmente, no valdría un rosco y lógicamente, los exportadores nos pedirían mucho. Al subir los precios de la gasolina y las energías -el doble o el triple-, imagínese que ocurre con todo lo demás; alimentos básicos, servicios, y todo lo que concierna un mínimo de gasto energético costará mucho más, con muchos menos recursos disponibles, porque la devaluación masiva afecta especialmente a los ahorradores, ya que no recibirían sus ahorros en euros traspasados a pesetas, sino que, igual, el tipo de cambio ya no es 1€=166.386pts, sino 1€=300pts, destrozando así el ahorro generado con la brutal inflación.

Para más inri, las deudas seguirían en euros, asi que vaya calculando cuantas pesetas son tres billones de euros, porque es lo que se debe en total.

Retornaríamos a 1959, antes del plan de estabilización, la inseguridad jurídica haría que las inversiones no vinieran, y las siguientes crisis se "solucionarían" con más devaluaciones, envileciendo la moneda y dejando en manos de la casta política las decisiones de política económica.

Euro, lo menos malo.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress