Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Miércoles, 11 de julio de 2012

Rebelión popular, ¿Somos culpables los españoles?

Enviar por email

[Img #3451]Aquí, en España, nacen millones de personas en la pobreza, y mueren en la pobreza. Irremediablemente. Parece que estamos predestinados a ser los mendigos de Europa. Ser europeos sin ser europeos .Nos quieren como esclavos.

Ellos nos acusan de que durante una década hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, como los griegos, los italianos y los portugueses. Y que ese no es nuestro destino. Se resisten a ayudarnos. A ser solidarios. Esta tesis hijoputesca la han asumido nuestros dirigentes a niveles diversos y distintos. Las terminales de los mundos de las finanzas, de la economía, del dinero, de la especulación y de la política, nos están mandando mensajes de que el pueblo español es el único responsable de la crisis y de la crisis de la crisis, porque hemos derrochado como un pueblo rico cuando somos una nación pobre que se enmarca en un país de servicios y destino del turismo internacional de las grandes potencias occidentales y millonarias.

Vivimos castigados por un estado de opinión muy generalizado que nos ha metido el miedo en el cuerpo y nos han acobardados en sumo grado e inmersos en un baño de complejos de culpabilidad depresivo, cuando en realidad los auténticos culpables de la monstruosa crisis española son ELLOS, los pueblos que están pretendiendo el hundimiento de la Europa mediterránea mientras han vivido en la abundancia desbordante.

Como han vivido y viven nuestros políticos, nuestros financieros, nuestros banqueros, nuestros grandes tecnócratas, los hombres de negocio, los llamados altos cargos de la administraciones y del sector privado, y en general quienes disfrutan de puestos claves dentro y fuera de España.

El resto de los ciudadanos hemos sobrevividos al rebufo de sus grandes negocios impulsando el consumismo y el despilfarro, sin normas, sin leyes que encausaran la especulación. Unos dirigentes, todos que ahora, tratan de culpar a los españoles que integramos la clase media y trabajadora, después de llevarse nuestros ahorros y una parte de nuestras vidas, como las comisiones preferentes, una bofetada a la dignidad mercantil.

"Habéis vivido muy bien y ahora deberéis pagar los excesos. No es nuestro problema. Hay que salir volviendo a vuestros orígenes de la España de la posguerra. España no es un país para ricos Toca sacrificarnos. Hay que hacer recortes. También reformas. Hay que inyectar liquidez a los bancos y las Cajas, que son los motores de los empresarios.

Tenemos que negociar con los señores de negro, los embajadores del poder económico mundial. No hay dinero para los parados ni para los jubilados. Señores, toca joderse. No hay remedio". Hasta aquí y poco más somos sujetos de un profundo lavado de cerebro para convertirnos en una inmensa manada de proletarios. Estamos indignados, respondemos mordiéndonos la lengua muda. Pero se ríen de nosotros. Guardan sus buenas indemnizaciones. Viven de sueldos millonarios. Levantan urbanizaciones fantasmas. Y se mean en nosotros, pero proclaman con la seriedad del asno, que está lloviendo.

No, este no es nuestro camino. Es el camino de la maldita City londinense, de la Bolsa de Nueva York, del bunker financiero alemán, o los dineros sacados del sudor de los trabajadores chinos del paraíso comunista, el oblicuo yen falso que juegan y apuesta a todo. Efectivamente, ellos pueden vivir bien. Son los ricos. Nosotros, los españoles estamos condenados a vivir marginados de la Europa de la abundancia con sus últimos cuarenta años de esplendor y riquezas. En tanto, los líderes españoles observan el panorama desde la distancia de la impotencia y el servilismo a la Europa rica y prepotente. Nosotros no tenemos derechos. No somos seres humanos, simplemente somos unos golfos vividores dedicados a escalar la cumbre de final de mes, pagando los platos rotos de diecisiete Comunidades Autónomas, cinco en rebeldía, que inventaron ellos para jugar a ser poderosos y ricos. Pagando a rajatabla el tremendo blitzkrieg especulativo.

Han sido ellos los responsables primeros en robar a mansalva sin el menor reparo, el menor pudor, el menor control ¿y ahora nos piden que nos apretemos los escuálidos cinturones del hambre y la necesidad? Como música de fondo, la orquesta y el coro de los medios de comunicación amarillos pagados por sus amos de los poderes totales. Una brutal paradoja.

Amanece, que no es poco, cuando estoy terminando de escribir congelado por las mentiras de Europa. Una Europa que nos escatima la solidaridad y levanta mentiras y rechaza ese derecho humano que tenemos de vivir como mínimo como ellos, los mercaderes. Y nos acusan de vividores, los muy cabrones, como si España fuera su finca de descanso y relax.

NOTA DEL AUTOR.-Nosotros los españoles de a pié no somos culpables del derroche económico. Como una pequeña prueba de lo que afirmamos y creemos, ahí van algunos datos oficiales de lo que ganan los "pobres", algunos, políticos españoles.

A saber...... Manuel Chaves, ex vicepresidente y otros carguicos, quince mil euros al mes. José Bono, otro ex, va de ciento cuatro mil euros al año. José Montilla, ex catalán, pensión vitalicia de más de ochenta mil euros más cinco mil euros como senador. ZAPATERO, ex presidente, un total de ciento sesenta mil euros. Teresa Fernandez de la Vega, exvicepresidenta, exactamente igual. Dolores Cospedal, por varios, doscientos mil euros. Mariano Rajoy, por varios ciento ochenta mil euros. José María Aznar no se deja cortar la mano por menos de trescientos mil al año, sueldos y conferenciante como su ex colega Felipe González. Arturo Mas, presidente de Cataluña, ciento cuarenta mil euros anuales. Y así sucesiva-mente hasta contemplar una nómina de trescientos mil políticos españoles con sueldos que en casi ningún caso no bajan de tres mil euros al mes. Viva "esta" democracia de los ricos y los pobres, cuyas distancias se hacen más grandes.

Es una pésima imagen porque aumenta los destrozos de una crisis que nos aprieta el corazón, y que se lleva por delante no sólo nuestros ahorros, nuestro estado del bienestar, el Estado de las Autonomías, nuestra democracia rota, nos rompe a nosotros. Estamos en los prolegómenos de un infarto social, de una rebelión ciudadana justa, lo veo muy claro.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
6 Comentarios
Claro que ...
Fecha: Jueves, 12 de julio de 2012 a las 14:30
Somos culpables por mantener durante mas de veinte años a esta panda de señoritos del pp. Que como los burgueses de antaño , no tenían pa comer y ahora vivien de nuestros impuestos.
Fuera YA la corrupcción
Fecha: Jueves, 12 de julio de 2012 a las 14:18
Todo esto nos pasa por huevones/as, por nuestra despreocupación hacía los asuntos públicos, la política y a todo cuanto nos rodea en general, pero claro toda la culpa no es de la población, con un estado "garantista". A ver si esta nos ayuda a afinar más la puntería a la hora de votar, aunque lo dudo mucho, hace falta que pase almenos dos generaciones.
laalberca1941
Fecha: Jueves, 12 de julio de 2012 a las 11:55
Totalmente de acuerdo Sr. Vano Vera,el problema radica en el servilismo de los españoles al poder, y a la incultura a que nos someten los poderes por este orden ,dirigentes ,justicia y religion, y yo me pregunto porque no se bajan los hijosdepu..liticos los sueldos las prebendas de desplazamientos de estancias de coches etc.etc etc. y como final le digo que mientras la revolucion no la haga el pueblo no con armas sino con la razon levantandonos contra ellos y arrasandolos y que seoan que se tienen que dedicar a gobernar y no robar no seremos una nacion. ni libres, ni un pais rico y moderno ; siempre las reformas las han echo el capital, ayudado por los tres expuestos anteriormente GRACIAS
Govert Westerveld
Fecha: Miércoles, 11 de julio de 2012 a las 22:08
Hace ya algún tiempo puse en mi facebook: "Yo ya sé quienes son estos invisibles poderes fuera de España que constantemente están castigando a España injustamente. Quieren dominar el mundo con su dinero en todas partes. Mi amigo parlamentario holandés no está equivado"
Facha,facha,facha.
Fecha: Miércoles, 11 de julio de 2012 a las 16:47
Es cierto que a tu muerte dejaste dos pagas extras a los que mas suerte tuvieron pero no es menos cierto que tambien dejaste a millones de obreros sin cotización alguna despues de haberse tirado toda su vida trabajando.Es tambien cierto que dejaste una España acomplejada y miserable con cientos de miles de emigrantes que buscaron en otras partes el trabajo que aquí no encontraban,es cierto que cientos y miles de españoles hubieron de inmigrar a otros lugares de España para no morir de hambre en sus lugares de nacimiento Es cierto que hasta tu muerte muchas familias seguían pasando hambre y vivían en los límites de la miseria.Es cierto que los demócratas tuvieron que sudar sangre ,sudor y lágrimas para restablecer la libertad y la justicia en España y para que a esta no la reconociera ni la madre que la parió y es cierto que ahora,sus hijos putativos,esos que jamás condenaron su régimen no estan haciendo retroceder a los peores tiempos de la era franquista.Muerto y bien muerto estás y espero que los que te siguen jaleando te sigan lo mas rápidamente posible en tu destino.
Fascistas=Peperos
Fecha: Miércoles, 11 de julio de 2012 a las 16:34
Los capulos a los que alude el fascista del comentario son sus primos los fachas del PP que precisamente son los hijos putativos del enano asesino del Pardo.Ellos se lo guisan,ellos se lo comen y nosotros,como siempre pagamos el pato sin catarlo.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress