Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El ojo público.
Martes, 31 de julio de 2012

Se va Pilar Barreiro y deja Cartagena en la desesperanza y la miseria

Enviar por email

[Img #3631]

Eso es lo que se comenta en amplios círculos de la sociedad cartagenera. Y hemos de entender que cuando el río suena, agua lleva. Hace unos días, por fin, renunció a cobrar los 1.500 euros por su asistencia a los plenos del Ayuntamiento. Ha tardado 5 años en hacerlo. Esta fue la fórmula mágica que encontró para eludir la incompatibilidad con su sueldo de diputada en el Congreso. Además, es de esperar que la ayuda de 1.800 euros por ser diputada de fuera de Madrid, le sea retirada, como a tantos otros, por tener vivienda en la capital, según parece.

 

Tras 17 años de su gestión al frente de los cartageneros, parece que Pilar se va voluntariamente y, de ser cierto, por la puerta chica, la de atrás. Si ya no cobra del Ayuntamiento, que le puede retener. Quizás sea esto lo mejor que pueda sucederle a Cartagena. Y, de ser cierta su marcha, hay detalles que bien merecen ser comentados.

 

Desde que comenzara la crisis en el 2008, la gestión al frente del Ayuntamiento ya no ha sido la misma que en los años anteriores. Aquella alegría que comenzó en el 95 pasaba, año tras año, a convertirse en tragedia. Porque habría que convenir que no es lo mismo gobernar con las arcas llenas que vacías. Cuando hay mucho dinero, uno dispone de su gasto a su antojo y más cuando nunca tuvo oposición de las filas contrarias que la dejaban hacer y hacer. Con la llegada de la crisis también la forma de oposición cambió, un Movimiento Ciudadano y con solo un hombre como representante de los vecinos en el Ayuntamiento produjo una catarsis que dio la vuelta a la tortilla. Así, aquellos temas que nunca vieron luz y taquígrafos pasaban a ser auditados y los ciudadanos partícipes de las prácticas autoritarias e interesadas realizadas por Pilar a favor de amigos siempre beneficiados de adjudicaciones de todo tipo. Aquellos silencios de años y años, pasaban a ser alumbrados con una luz clara, potente y decidida.

 

Y así no se puede hacer política. Cuando alguien te fiscaliza y te pregunta públicamente es muy complicado hacer lo que a uno le gusta, le interesa o le conviene, al margen quedan los intereses del ciudadano. Siendo esto la base principal de cualquier democracia, pues ésta, la democracia, ha de ser, por encima de todo, transparente y fácil de entender.

 

Pilar nunca entendió así a la política. Pilar hizo de la política y de Cartagena su cortijo particular donde sólo algunos, eran los elegidos y los beneficiarios de su política clientelar. Sin medios de comunicación serios y libres, sin oposición alguna y con muchas voluntades compradas, los paseos por la gestión y por la política municipal siempre fueron de triunfo.

 

Con esas premisas es muy fácil la gestión, pero a todo cerdo le llega su San Martín. Y también a Pilar. Así que, después de dejar a la ciudad en la ruina, de dejarla hipotecada para los próximos 15 o 20 años y sin proyecto de ciudad alguno, lo más adecuado es abandonar ese barco escorado y a punto del hundimiento. Primero renunciar a la compensación económica por asistir a los plenos y segundo justificar, siempre sería injustificable, el fin de su etapa política al frente del Ayuntamiento, que tantas y tantas alegrías le dio. El Congreso de los Diputados es un buen retiro de este mundanal ruido en el que se ha convertido, gracias a M. Ciudadano, Cartagena. “Yo así no sigo”, se habría dicho Pilar más de una vez  y, por fin, parece tener clara su decisión de abandonar, o eso dicen por ahí.

 

Fueron años muy buenos donde el dinero que entraba al Consistorio era malgastado y dilapidado en obras y obras sin sentido, en obras por cojones, en gratificaciones inmerecidas, en dejación de supervisiones a las empresas concesionarias de servicios, en Fundaciones carentes de beneficio para los cartageneros y de dudosas rentabilidades. Ya nada de aquello será posible porque, sin dinero alguno, qué se puede hacer.

 

Además de dejar la mayor ruina económica posible a los cartageneros, está la realidad de que Cartagena ya no pinta nada a nivel regional. La importancia y el peso político de otros tiempos han devenido en el arrabal que somos de la ciudad de Murcia y de sus oligarcas capitalinos. Jamás hubo una voz suya en contra de esos intereses capitalinos que nunca fueron los de Cartagena. Jamás su voz fue más allá del sí incondicional a su presidente de partido y de la Comunidad Autónoma.

 

De abandonar Pilar la alcaldía de Cartagena antes de las elecciones del 2015 y por los motivos ya explicados y no otros, sería una acto de engaño a sus votantes y de tomadura de pelo y, también, por qué no decirlo, de cobardía. Son los ciudadanos los que en las últimas 5 elecciones decidieron su encumbramiento. Por qué no dejar, pues, que sean ellos los que decidan. Cuando un barco se hunde, su capitán ha de ser el ‘ultimo en abandonarlo. Un capitán digno.

 

Quizás, otra consideración que ella haya valorado, sea la de no estar en el centro de la diana, diana que ella misma se fue construyendo y ampararse en la inmunidad que le otorga el Parlamento. Así sería posible recibir los golpes desde una distancia y desde un posicionamiento mucho más cómodo.

 

La DEMOCRACIA en Cartagena dejó de existir en el 95 y todos hemos sido más o menos partícipes de que ello ocurriera. Dice el refrán que no hay mal que cien años dure y sea ahora el momento para exigir tanto desafuero. La valentía de unos pocos y la verdad pueden ayudar a que Cartagena recupere, al menos, su dignidad como muy Leal, Noble y Valerosa Ciudad.

 

La confianza que los cartageneros  depositaron en Pilar durante tantos y tantos años no puede ser zanjada de esta forma tan vil y ruin. Además, si esa confianza solo era producto del engaño, el cartagenero tiene el derecho, todo el derecho a conocer todas las verdades y a exigir cuantas aclaraciones sean necesarias, cuantas explicaciones sean requeridas y las condenas más justas. No hay mas soberano que el pueblo de Cartagena y nadie puede sustraerle de su derecho a saber la verdad de una gestión que le ha conducido a la peor situación económica, ética, moral y de identidad.

 

Aquellos que son depositarios de esa soberanía de los y las cartageneros/as son los que tienen la máxima responsabilidad para cumplir con sus obligaciones de transparencia, no solo de la presente, sino también de la pasada que nos ha traído a la situación de miseria y de desesperanza en la que vivimos. Cumplan con su misión y mandato y cumplan bien, que para eso están ahí. Eso es la DEMOCRACIA, la intervención delegada del pueblo en el gobierno. Son ustedes, la Oposición, los garantes de esa SOBERANÍA POPULAR y flaco favor harían a la democracia si no cumplieran con esas obligaciones y mandatos. Y ello, se marche o no la máxima responsable de tanto desafuero.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Tal vez sean las ganas
Fecha: Sábado, 18 de agosto de 2012 a las 08:48
de que se vayan todos a tomar viento. Con la que está cayendo tampoco creo que sea mucho el tiempo de dure, pero que oyes, mientras dura, dura.
Samct
Fecha: Jueves, 2 de agosto de 2012 a las 10:18
Pues aún sigue apareciendo en la página web del Ayuntamiento, y los CUATRO Tenientes Alcalde que se crearon para sustituir a la Alcaldesa cuando no estaba en su puesto también.
Y yo me pregunto, ¿si la Alcaldesa se vá, también lo harán los CUATRO Tenientes Alcaldes?
ESTOY HASTA LOS H......
Fecha: Martes, 31 de julio de 2012 a las 17:32
DOÑA PILAR QUE MEDIOCRE SU BALANCE DE TODOS ESTOS AÑOS CLARO QUE TONTA NO ERES HAS COMPRADO VOLUNTADES Y HAS ECHO LO QUE HAS QUERIDO, A DIOS NO TE PREOCUPES ALGUIEN NO SE CUANDO TE PEDIRAN CUENTAS POR EJEMPLO TU PROPIO PARTIDO,QUE TE TIENEN UNAS GANAS.
LOLES
Fecha: Martes, 31 de julio de 2012 a las 13:30
Jo!, pues que pena no? ja ja ja
Cuando la soga aprieta es cuando la gente se va... la han pillado!

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress