Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Lunes, 20 de agosto de 2012

Que los neonazis se coman los mercedes

Enviar por email

[Img #3649]Alemania es diferente, Angela Merkel también. La canciller suele comparecer ante los medios de comunicación social en carne mortal con su rostro de madera que oscila entre el estreñimiento, el cólico nefrítico o el impasible ademán, tipo Goebels. Se le nota fondona y cansada de leer las épicas cartas de amor de Mariano Rajoy, Monti y demás esclavos del sur europeo. Está la canciller de hierro, metal propio de la política alemana, instalada en la bordería. Suelta monosílabos tales como ar, jail, jerr, firmes; frases hechas como "esprejen si doicht", latiguillos como "doisland", "main firerr" y frases de manual como "ispanichen gandules" o "Murciar bitter cardero", giros apegados al nuevo nacismo capitalista de las primas de riesgo o los bonos basuras, o proclamas al estilo de Hess para acojonar a esos pequeños españoles de tipo parecido al sublime alcalde de Marinaleda, el moderno "tulipan negro" español fabricado en la andalucía de los EREs que nos ha enseñado a comer caviar y tomar Don Perignon si estos manjares no los tenemos en nuestras exhaustas nevericas, siguiendo el manual de la casta política nacional.

Desde el secarral murciano que tan bien describiera Vicente Medina, frau Merkel "jail" el pasmo europeo, el prieten las filas de los Nibelungos, nos suena a música celestial y desde los prados de la campiña cartagenera, las órdenes y las palabrotas de Doña Ángela rodeada de sus periodistas roedores. Es verdad, todos tenemos derecho a cinco minutos de gloria y a una hora de mentecatez, aunque lo irritante es la impunidad con que habla y predica, sin brotes verdes en los países invadidos del sur por el neonazismo alemán que ruge por los caminos y rutas de Europa, convirtiendo la crisis en una losa para la seguridad nacional, convertidas las fuerzas armadas españolas en un ejército de Gila. Y es que la directiva de defensa recoge por vez primera el riesgo que implican los recortes militares sin capacidad ni siquiera de ocupar Andorra, es un decir. Y lo que es peor o casi, transformando nuestras neveras en pura chatarra.

Sólo cabe una reacción ante el ordeno y mando de Sor Ángela, que los antiguos lacayos Goldman Sachs se pongan de acuerdo, y junto al acobardado Rajoy, pongan los pies contra la pared. Joder, decimos muchos, que se coman sus Mercedes, sus Opel, sus ordenadores, sus electrodomésticos y todo lo que venden a los pobretones del sur de Europa. Y que el euro se lo coman ellos solos con muños. Ya se sabe, históricamente hablando, que esta gentuza sólo entiende la dialéctica de la patada en los "güevos" y tente tieso. Sí señores, estoy muy cabreado, pero ello no es óbice para tener razones sólidas. Y Mariano, a ver si te dejas de gallegadas. Sois unos títeres de Alemania.

NOTA DEL AUTOR.-Dos hechos espectaculares pero cada uno en las antípodas, aparentemente, han roto la siesta veraniega de la Región y a sus hombres más preclaros .El más hermoso y romántico ha sido la iniciativa del consejero Manuel Campos con su homilía para enderezar los clubes de alterne, sin necesidad de viagra alguna. Sus meditaciones seráficas sobre los clubes- son impagables, y ha supuesto un subidón en sus carrera políticas entre los imprescindibles. Los murcianos sometidos a las crisis, incluso la sexual, no lo olvidaran en el futuro su piedad.

El otro tema las espectaculares subvenciones de la UCAM a organizaciones eclesiásticas. Se cree que pasan de los cien millones de euros. Nada se dice sobre sus probables subvenciones políticas. Sospecha irrelevante, pero eficaz. Ante tanta generosidad inmaculada caben determinadas preguntas de cajón:¿tanta pasta gansa gana el presidente José Luis Mendoza, presidente de la UCAM como para repartir tantos milloncejos como un Banco de los de antes, de dónde salen tales cantidades mareantes, milagro? La parábola de los panes y los peces es una pálida imagen de la realidad, en este curioso caso...

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Les recuerdo
Fecha: Miércoles, 22 de agosto de 2012 a las 00:09
que José Bové quemaba los Mac Donals.Y ahí le tienen el el Parlamento europeo debatiendo los problemas que se plantean en su país, movilizó a gran parte de la sociedad francesa.
sí, sí
Fecha: Martes, 21 de agosto de 2012 a las 21:52
ahora hay que rendir cuentas, versus africanus. Gordillo, ¿ nuestro José Bové?.
Palmis
Fecha: Lunes, 20 de agosto de 2012 a las 16:26
Para ser un buen franquista, es requisito indispensable ser antiputa. No en vano, al beato consejero Campos, le recuerdo unos pareados de aquellos otros españoles que siempre hemos respetado a las putas, y que con motivo de sacrosantas medidas contra ellas, brotó del pueblo unos pareados que decían así, más o menos: Olé tus cojones Paco, / por tu decreto antiputa/ con la supresión de heteras / y casas de tolerancia/ tendremos que a tomar por culo/ a la vecina y dulce Francia". Salud y Felicidad. Palmis.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress